Colegas de periodista paraguayo asesinado se comprometen a seguir su legado

19 de octubre de 2015
Colegas de periodista paraguayo asesinado se comprometen a seguir su legado

Asunción, 19 oct (EFE).- Periodistas de la redacción del diario paraguayo ABC Color se comprometieron durante una concentración que tuvo lugar frente al rotativo, en el centro de Asunción, a continuar el legado de su compañero Pablo Medina, asesinado hace un año junto a su asistente, Antonia Almada.

Ambos fueron acribillados en una carretera del departamento de Canindeyú por disparos atribuidos a dos sicarios, ya identificados, que supuestamente trabajaban para el exintendente Vilmar Acosta, detenido en Brasil e imputado como supuesto autor intelectual del crimen.

“Tenemos que asumir el legado de Pablo Medina, el compromiso con la profesión y la rigurosidad para dar a la ciudadanía los elementos, el contexto y la realidad de nuestro país para que nuestra sociedad vaya mejorando”, dijo Armando Rivarola, jefe de redacción del diario.

Medina era conocido por sus investigaciones periodísticas en las que ligaba a representantes políticos de Canindeyú con las mafias de la marihuana de ese departamento, fronterizo con Brasil.

En ese sentido, Rafael Montiel, uno de los periodistas más antiguos de la plantilla, dijo a los concentrados que Medina “dio la vida para denunciar la corrupción institucional y con su muerte se conoció el crimen organizado en esa región y en todo el país”.

“Asumió la bandera de la libertad y por eso hoy asumimos su compromiso para denunciar la corrupción y todo lo que corroe los cimientos de la sociedad paraguaya”, expresó Montiel.

Con motivo del homenaje, en la fachada del diario se expusieron algunas de las fotografías más impactantes realizadas por Medina y que acompañaban a sus textos, mientras que en el balcón había una pancarta con la leyenda: “Justicia para Pablo”.

Rivarola manifestó su esperanza de que finalmente se hará justicia y confió en una pronta extradición a Paraguay de Vilmar Acosta, exalcalde de la localidad de Ypejhú por el gobernante Partido Colorado, quien está también imputado por producción y acopio de marihuana.

Según informó la Fiscalía paraguaya, el proceso de extradición de Acosta, detenido a principios de marzo en Brasil, se encuentra en su etapa final, después del fallo a favor del Supremo Tribunal Federal brasileño.

Sin embargo, la Justicia paraguaya no ha dado con el paradero de Wilson y Flavio Acosta, hermano y sobrino, respectivamente, del exintendente, buscados como autores materiales del asesinato.

Desde 1991 han sido asesinados en Paraguay 17 periodistas, 7 de ellos en los últimos dos años y medio, según un informe del Sindicato de Periodistas de Paraguay (SPP). EFE