CIDH felicita al pueblo chileno por la reivindicación de derechos

12 noviembre, 2019
CIDH felicita al pueblo chileno por la reivindicación de derechos

Quito, 12 nov (EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “felicitó” este lunes al pueblo de Chile por elevar sus reivindicaciones y defender sus derechos, y pidió a las partes embarcarse en un proceso por “la paz, amor, comprensión y solidaridad” que ponga fin a la ola de violencia en ese país.

“Una población que demanda sus derechos es una población fuerte que tiene que llenar de orgullo a las autoridades de un país porque, en ese clamor por los derechos, está el reconocimiento de la dignidad en todos lados”, dijo su presidenta, Esmeralda Arosemena de Troitiño.

Lo hizo al concluir una sesión especial sobre la situación desde que comenzaron las manifestaciones masivas en ese país el 18 de octubre, y que había sido convocada “de oficio” por la misma Comisión, que celebra en Quito su 174 Período de Sesiones.

“Mi felicitación al pueblo chileno por eso”, insistió la jurista panameña poco antes de hacer sonar el timbre de “sesión concluida”.

Las más dos horas que precedieron al timbrazo fueron una cadena de acusaciones de grupos de la sociedad civil y entidades estatales autónomas contra el Gobierno de Sebastián Piñera, al que criticaron por graves violaciones de los derechos humanos.

Particularmente indignada se mostró la representante de la Defensoría de la Niñez, Patricia Muñoz García, que acusó al Estado de violar los derechos de los menores y enumeró los distintos casos por grupos de lesiones y violaciones infligidas por las fuerzas del orden.

Según dijo, se han producido hasta ahora 174 casos, entre ellos 12 menores heridos por bala, 26 por perdigones y 55 por lesiones físicas.

El estallido social que vive Chile, el más grave desde el retorno a la democracia en 1990, ya se ha cobrado la vida de veinte personas -cinco de ellas a manos de las fuerzas de seguridad- y ha causado miles de heridos y detenidos, así como denuncias de abusos y torturas por parte de los agentes.

Las protestas se iniciaron en respuesta a la subida del precio de pasaje de metro, pero se convirtieron en un clamor popular contra el Gobierno y el desigual modelo económico del país.

En la reunión de este lunes también participó el representante del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Branislav Marelic, que habló de “vulneración del derecho a la manifestación pacífica”, acoso y agresiones sexuales de parte de algunos agentes de las fuerzas del orden y “197 personas con trauma ocular” por uso excesivo de la fuerza.

La Comisión, que también escuchó las ponencias de al menos cinco ONG que fueron no menos incisivas en sus denuncias, criticó al Estado chileno por dilatar “19 meses” una visita de su relator-país, Luis Ernesto Vargas, quien lamentó que “una revisión con antelación hubiera evitado cosas” que están ocurriendo hoy.

Vargas también criticó la respuesta que la parte gubernamental ofreció en la sesión y que se centró en enumerar los severos daños causados por determinados grupos de manifestantes.

“Si importan más lo bienes materiales que la vida, que la integridad personal, pues ahí se marca una gran diferencia en torno a la visión que podamos tener de las cosas”, adujo el relator país.

Poco antes, dos representantes del Gobierno chileno, el embajador ante la OEA, Hernán Salinas, y el encargado de Derechos Humanos y Migración del Ministerio del Interior, Mijail Bonito, habían negado las acusaciones y aducido la responsabilidad del Estado por mantener el orden público frente a violentas manifestaciones.

Aseguraron que las fuerzas del orden no habían usado “balines de acero” contra los manifestantes porque las fuerzas del orden no tienen ese armamento, sino “perdigones de goma”.

La Comisión consideró que la información ofrecida por ambas partes está marcada por “contrastes” que la CIDH deberá verificar cuando el secretario ejecutivo de la Comisión, Paulo Abrão, visite Chile en los próximos días.

El Gobierno de Chile aceptó este lunes la visita de una delegación de la Comisión para evaluar en terreno la situación del país, después de recibir una petición de este organismo el viernes.

En ese sentido, Arosemena agradeció al Estado chileno “la confirmación de esta invitación” y dijo que será “una primera avanzada para evaluar juntos, con la sociedad civil también” lo que está ocurriendo.

Matizó el compromiso de la Comisión “de coadyuvar a este esfuerzo de la reconstrucción de esa paz y de la solidaridad” y “esa necesidad de seguir siendo Chile un ejemplo para el continente”.

La Comisión llamó “a buscar juntos esa fortaleza que tiene el pueblo chileno, esa grandeza”, porque la reclamación de derechos -indicó- “tiene que llenarlos de orgullo y de satisfacción” porque “la lucha por los derechos humanos es un compromiso de todos, autoridades y sociedad”. EFE