China celebra la decisión de las Islas Salomón de romper lazos con Taiwán

17 septiembre, 2019
China celebra la decisión de las Islas Salomón de romper lazos con Taiwán

Shanghái (China), 17 sep (EFE).- China celebró la decisión del gobierno de las Islas Salomón de “reconocer el principio de ‘Una China'” y romper lazos diplomáticos con Taiwán, una decisión que confirma “una tendencia irresistible de los tiempos”, apuntó el ministerio de Exteriores en un comunicado publicado anoche.

Unas horas después de que el ministro de Asuntos Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, hiciera oficial la noticia, el ministerio de Exteriores chino publicó un comunicado en el que celebró la decisión de las islas.

“Apoyamos esta importante decisión que las Islas Salomón ha tomado por sí misma como un estado soberano independiente”, apunta el comunicado firmado por una de las portavoces, Hua Chunying.

Según la agencia oficial de noticias Taiwán CNA, 27 de los 33 diputados de la coalición cuatripartita mayoritaria en el Parlamento salomonense -que cuenta con 50 escaños- votaron a favor de cambiar el reconocimiento diplomático a Pekín en lugar de Taipéi, mientras que los otros seis se abstuvieron.

Posteriormente, la decisión fue aprobada por el Gobierno del primer ministro, Manasseh Sogavare, quien tomó posesión del cargo tras las elecciones generales del pasado mes de abril.

“La decisión del Gobierno de las Islas Salomón de reconocer el principio de ‘Una China’ y establecer vínculos diplomáticos con China atestigua el hecho de que el principio cumple con la aspiración compartida de los ciudadanos y constituye una tendencia irresistible de los tiempos”, apunta el texto del ministerio chino.

En opinión de Hua, “solo hay una China en el mundo”, por lo que “el gobierno de la República Popular de China es el único gobierno legítimo que representa a toda China” y Taiwán “es una parte inalienable del territorio de China”.

Desde el final de la guerra civil, en 1949, Pekín reclama el control de Taiwán -a la que considera una provincia rebelde- y Taipéi defiende que todo el territorio chino debe estar gobernada por los actuales dirigentes taiwaneses, encabezados por la presidenta Tsai Ing-wen.

Tras conocerse la noticia, Tsai acusó a Pekín de “causar inestabilidad en la sociedad internacional” y de practicar “la diplomacia del dólar”, con “promesas de chequera” que “no se cumplen muchas veces”.

La pérdida de un nuevo aliado supondrá un golpe para la mandataria, candidata del gobernante Partido Demócrata Progresista (PDP) para las próximas elecciones, previstas para enero de 2020.

Durante la etapa de Tsai en el Gobierno, que comenzó en 2016 y ha estado marcada por un viraje al independentismo, Taiwán ha perdido cinco aliados oficiales: El Salvador, Burkina Faso, Santo Tomé y Príncipe, Panamá y la República Dominicana. EFE

pem/ics