Chile: Informes revelan mala salud bucal de la población

25 de agosto de 2016
Chile: Informes revelan mala salud bucal de la población

En materia de salud dental, las cifras en Chile no son nada alentadoras. Así lo indican diversos informes, que dan cuenta de precarios hábitos de higiene y prevalencia de enfermedades bucales en todos los rangos etarios.

Por ejemplo, según el Estudio de Preferencias Sociales para definir las Garantías Explicitas en Salud GES, determinó que la salud oral es una de las áreas con más problemas en nuestro país.

El informe reveló que las caries están presentes en un 16,8% de los niños de 2 años, en un 49,6% en los de 4 años, en un 70,4% en los de 6 años y en un 62,5% en los 12 años. Estos resultados revelan que a medida que aumenta la edad, también lo hace el mal estado de su dentadura y salud bucal en general. De hecho, en el mismo sondeo se determinó que sólo un 1% de la población de más de 64 años, tiene todos sus dientes, y entre los mayores de 64, es apenas el 0,7 %.

“Cerca de dos tercios de la población infantil tiene más de una caries, situación que empeora entre los adultos mayores, donde casi la totalidad de población tiene problema”, señaló el presidente del Colegio de Dentistas, Jaime Acuña, cuando conoció este reporte.

Esto coincide con los reportes del ministerio de Salud, que estima que las patologías orales de mayor prevalencia en Chile son las caries, las enfermedades gingivales y periodontales y anomalías dentomaxilares.

Es más, en mediciones pasadas del organismo se ha establecido que los menores de entre 6 y 8 años tienen en promedio unos 5 dientes con caries, cifra que aumenta a 26 entre los 45 y 74 años, concluyendo que el 90% de los chilenos tiene algún nivel de problemas bucales.

Lo último se atribuye a factores como el tabaquismo, diabetes, estrés, deficiencias nutricionales y algunos fármacos, pero principalmente a la mala higiene bucal, pues se estima que sólo el 50% de la población nacional sabe cómo lavarse los dientes correctamente.

Esta situación no sólo afecta la calidad de vida de las personas desde un punto de vista práctico o estético, sino que también puede derivar en problemas más serios como enfermedades cardíacas o respiratorias, debido a que las bacterias derivadas de una mala higiene bucal pueden llegar al torrente sanguíneo, y a través de él afectar al corazón o los pulmones.

Otro punto preocupante es el acceso a la salud bucal, pues el Estudio de Preferencias Sociales para definir las Garantías Explicitas en Salud GES también reveló que los sectores que menos acuden al dentista son los de menores recursos. De acuerdo a las cifras, el 27 %, es decir, 3 de cada 10 chilenos de clase media nunca han visitado un odontólogo, o bien, hace más de 5 años que no lo hacen. Este porcentaje aumenta a 44% entre las personas de bajos recursos, mientras en el segmento acomodado, es de un 15%.

Dentífrico, un elemento clave

En conversación con BioBioChile, el odontólogo Sergio Uribe explica que “el dentífrico es el aspecto esencial para la correcta higiene bucal”, esto porque el flúor en la pasta dental es uno de los componentes que ayuda disminuir las caries.

Estudios señalan que las personas que se cepillan con pasta, tienen un 24% menos caries versus quienes no la usan.

Se recomienda que la pasta tenga al menos 1.000 partes por millón (ppm) de fluoruro. Además importa más la concentración de flúor que la cantidad de pasta dental, en ese sentido, la porción del tamaño de una lenteja es suficiente.