Celulares buenos y baratos le complican la vida a Apple en China

29 de julio de 2016
Celulares buenos y baratos le complican la vida a Apple en China

Para el vecino de Beijing, Nie Miao (29), gastar 5.000 yuanes (US$749) en un nuevo iPhone 6S de Apple “no es opción”. La mayor parte de su salario mensual de 7.000 yuanes se destina al dividendo de su departamento en el centro . Además, está muy satisfecho con el modelo de 2.000 yuanes que compró de Huawei Technologies.

El joven encarna los desafíos planteados por China a Apple, que perdió territorio frente a competidores locales. Pasaron casi dos años desde que la empresa renovó el iPhone para la sexta generación. Mientras tanto, rivales como Huawei y Xiaomi desarrollaron productos propios y más baratos con especificaciones similares, mientras que el éxito relativo del iPhone 6 le volvió más difícil a Apple sostener sus tasas de crecimiento.

Tras confirmase el martes la segunda merma trimestral consecutiva de las ventas en abril, China parece tener gran responsabilidad en estos resultados. El país genera cerca de un cuarto de los ingresos de Apple, y el deterioro allí explica en gran parte la caída en sus ventas.

Huawei aportó uno de cada cuatro celulares nuevos entre marzo y mayo, superando a Apple y transformándose en el principal fabricante de celulares en China.

“Se debe a que celulares más baratos se volvieron buenos”, dijo Abhey Lamba, analista de Mizuho Securities. “A Apple le ha ido bien en los sectores más exclusivos del mercado, pero no hay mucho más crecimiento ahí”.

Apple podría aumentar sus ventas en China cuando llegue el nuevo iPhone, con ayuda de la creciente popularidad de la App Store y la tendencia de los clientes a actualizar sus modelos cada dos años. Es uno de los motivos por los que Huawei y otras marcas ya presentaron sus modelos este año: para sacarle ventaja a Apple.

Sin embargo, el costo es un problema cada vez mayor. El precio inicial de un iPhone 6S de 16 gigabytes es de 5.288 yuanes, mientras que el P9, el mejor modelo de Huawei, cuesta 3.688 yuanes y viene con 64 GB, escáner de huellas digitales y doble cámara.

Apple también enfrenta una presión regulatoria cada vez mayor en China. Tuvo que cerrar sus servicios iTunes Movies y iBooks. Además, perdió un juicio por patentes contra una rival china en relación con los iPhone 6 y 6 Plus y un litigio sobre marcas registradas por el uso de la palabra “iphone” en productos de cuero. “Para una empresa estadounidense es difícil hacer negocios en China”, dijo Julie Ask, de Forrester Research. “Hay una corriente infinita de formas de darles ventajas a sus propias empresas”.

Alex Webb/Bloomberg