Cebrián: diarios ya no son el elemento central para formar opinión pública

19 de octubre de 2015
Cebrián: diarios ya no son el elemento central para formar opinión pública

Santiago de Chile, 19 oct (EFE).- Vivimos en la “prehistoria” de internet, aún es pronto para saber cómo afectará a los medios de comunicación y aunque se puede constatar que “los periódicos siguen siendo importantes, ya no son el elemento central de la formación de opinión pública”, asegura el periodista Juan Luis Cebrián.

“Antes los periodistas decíamos lo que era importante. Y además los diarios se lo decíamos a la radio y la televisión, que veían la primera página de los periódicos y abrían igual el telediario”, señala Cebrián en una entrevista con Efe en Santiago de Chile.

Cebrián, que es presidente ejecutivo del grupo editorial Prisa y miembro de la Real Academia Española, participó en la capital chilena en una reunión de la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale) con motivo del 130 aniversario de la Academia Chilena.

El periodista considera que las nuevas tecnologías, especialmente internet, han cambiado el modo como las personas se informan aunque no siempre lo han hecho para bien.

“El mundo de internet es caótico, paradójico, convergente. Es un orden diferente y muy desordenado respecto a los parámetros que teníamos”, señala.

En la red hay “mucho ruido y desinformación a base de mucha sobreinformación”. Por eso, los medios que quieran hacer un periodismo riguroso y de calidad deberán poner especial énfasis en la investigación, la interpretación y el análisis, agrega.

Cebrián cree que los grandes periódicos no han conseguido aún reponerse de la caída de los ingresos por publicidad y dar con el modelo de negocio más conveniente.

“En España la publicidad en prensa ha bajado un 70 % en los últimos cinco años y la circulación de diarios más de un 50 %, es una perdida de ingresos muy grande que en cualquier organización capitalista lleva a la necesidad de reducir los costes”, explica.

El diario El País, que Cebrián fundó y dirigió y que edita el grupo Prisa, ha avanzado en la integración con internet y “por fin está ganando dinero” con la publicidad en la red, aunque aún está con “el método de prueba y error”.

“Pero los márgenes extraordinarios por publicidad que tenían los diarios importantes han desaparecido para siempre”, sostiene el periodista.

Cebrián dice estar convencido de que “hay futuro y mucho futuro para el buen periodismo”, aunque hay que reinventar los caminos porque “los modelos que conocíamos están obsoletos”.

El académico elogia la prensa de América Latina y considera que en la región “hay una docena de buenos periódicos”, entre los que él destaca La Nación de Argentina y El Tiempo de Bogotá.

“Quizás el problema de los medios de comunicación en América Latina tiene que ver más bien con la estructura de propiedad, pero la calidad de los periodistas y de los lectores es comparable o superior a la de España”, apunta.

Cebrián defiende que los periodistas de hoy en día en los países de habla hispana son “gente mucho más formada y con muchas más habilidades profesionales” que algunas décadas atrás, aunque el panorama laboral no sea demasiado motivador. EFE