California no presentará cargos contra los policías que mataron a joven negro

6 marzo, 2019
California no presentará cargos contra los policías que mataron a joven negro

San Francisco (EE.UU.), 6 mar (EFE).- El fiscal general de California (EE.UU.), el demócrata Xavier Becerra, anunció este martes que su oficina no presentará cargos contra los dos policías que supuestamente mataron a un afroamericano de 22 años por creer que portaba una pistola, un caso que ha desatado una ola de protestas.

En una rueda de prensa en Sacramento, la capital del estado y donde sucedieron los hechos, Becerra, que minutos antes se había reunido con la madre del fallecido para comunicarle la decisión, indicó que la investigación ha concluido que “no se puede sostener ninguna acusación de cargos criminales contra los agentes involucrados”.

La conclusión es la misma que tres días antes, el pasado sábado, alcanzó la fiscal de Distrito del condado de Sacramento, Anne Marie Schubert, quien también decidió no presentar cargos, lo que desató una oleada de protestas que vienen repitiéndose a diario desde entonces y que el lunes se saldaron con más de 80 detenidos.

“Hemos llevado a cabo una investigación independiente y separada (de la de la fiscal). Lo hemos hecho por nuestra cuenta y hemos llegado a nuestras propias conclusiones”, aseguró Becerra al presentar un informe de 10 páginas en el que se relata lo sucedido.

Los hechos se remontan al 18 de marzo de 2018, cuando los dos agentes, Terrence Mercadal y Jared Robinet, supuestamente dispararon contra Stephon Clark, de 22 años y padre de dos niños, mientras corría por el jardín trasero de la casa de su abuela en Sacramento.

La policía había acudido a la zona en respuesta a una llamada que les había alertado de que alguien estaba intentando robar vehículos.

Los agentes afirmaron que habían abierto fuego contra Clark porque pensaron que llevaba en su mano una pistola, cuando, en realidad, se descubrió más tarde que lo que portaba era un teléfono móvil.

El suceso desencadenó en aquel entonces manifestaciones en Sacramento y en el resto del país, que se han reanudado en los últimos días tras conocerse que la Fiscalía no iba a presentar cargos.

La protesta de la noche del lunes congregó a varias decenas de personas en una de las zonas más acomodadas de la ciudad y duró dos horas y media hasta que la Policía ordenó a los manifestantes que se dispersasen, y varios de quienes se negaron a obedecer fueron detenidos, entre ellos un líder religioso y un periodista.EFE

arc/hma/arm