Burga pide seguir proceso del pedido de extradición a EE.UU. fuera de prisión

19 de marzo de 2016
Burga pide seguir proceso del pedido de extradición a EE.UU. fuera de prisión

Lima, 19 mar (EFE).- El expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) Manuel Burga pidió a un juez de Perú seguir fuera de la cárcel el proceso de la solicitud de extradición presentada por Estados Unidos para ser investigado en relación al escándalo de corrupción de la FIFA.

Burga compareció por videoconferencia en una audiencia con el juez William Luego, titular del Séptimo Juzgado Penal de la Corte Superior de Justicia de Lima, para solicitarle variar el régimen de prisión preventiva en el que se encuentra desde diciembre mientras espera que se resuelva el pedido de extradición.

El magistrado resolverá en un periodo de tres días la petición de Burga, quien volvió a manifestar su inocencia en los cargos que la justicia estadounidense le imputa, que son asociación ilícita para cometer delincuencia organizada, fraude electrónico y lavado de activos desde 2009.

El fiscal Fernando Maquín solicitó al juez que declare improcedente el pedido de Burga al recordar que Estados Unidos aún tiene un plazo de treinta días para subsanar las observaciones que la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia de Perú realizó al pedido de extradición antes de pronunciarse sobre este.

El abogado asignado a la embajada de Estados Unidos también reclamó, por su parte, la improcedencia del pedido de Burga al considerar que existe riesgo de fuga y obstaculización al debido proceso y que el demandante no posee arraigo laboral.

Burga se encuentra encarcelado de manera preventiva en la prisión de Piedras Gordas II, situada en el municipio de Ancón, en el norte de Lima.

El expresidente de la FPF fue incluido en diciembre entre los 16 nuevos altos cargos y exdirectivos de la FIFA acusados por la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, de corrupción y de “secuestrar” el fútbol para enriquecerse durante 24 años.

La investigación por sobornos que presuntamente alcanzarían los 200 millones de dólares incluye 92 cargos por delitos que van desde organización mafiosa y fraude masivo hasta blanqueo de dinero, y los acusados se enfrentan a un máximo de 20 años de prisión.

El peruano se encuentra entre los dirigentes sudamericanos investigados por presuntamente haber recibido sobornos de la empresa Datisa en el proceso de la adjudicación de los derechos de televisión de la Copa América para sus ediciones de 2015, 2016, 2019 y 2023.

Burga se desempeñó como presidente de la FPF entre 2002 y 2014, cuando declinó optar a un cuarto mandato consecutivo bajo sospechas de corrupción y en medio de acusaciones por presuntamente contravenir las normas de la Federación, que solo contemplaban dos reelecciones.

En el momento de su detención ejercía el cargo de coordinador general de proyectos de desarrollo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).