Bukele propondrá a México diseñar una política para reducir la migración

11 marzo, 2019
Bukele propondrá a México diseñar una política para reducir la migración

San Salvador, 11 mar (EFE).- El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, informó este domingo que el martes se reunirá con el mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, a quien le propondrá diseñar en conjunto una política que permita reducir la migración.

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Bukele, quien asumirá su cargo el próximo 1 de junio, indicó que la reunión “con el presidente @lopezobrador se llevará a cabo en el Palacio Nacional de México”.

El mandatario electo señaló que durante el encuentro, del que no brindó más detalles, “fortaleceremos las relaciones con el país hermano y les propondremos diseñar juntos una política que reduzca la migración forzada, generando seguridad y más oportunidades”.

Esta será la primera visita de Bukele, de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), a México tras su victoria en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de febrero.

México junto a Estados Unidos reciben diariamente a miles de emigrantes centroamericanos, entre estos salvadoreños que huyen del país por razones de pobreza e inseguridad.

El 1 de diciembre de 2018, día en que López Obrador asumió la Presidencia mexicana, los mandatarios de México; Guatemala, Jimmy Morales; Honduras, Juan Orlando Hernández; y el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, firmaron un convenio para la implementación del Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica.

Con la iniciativa se busca dar una perspectiva regional integral y contemplar la atención prioritaria a todo el ciclo de la migración, trabajando en la creación de un fondo, con el objetivo fundamental de implementar el Plan de Desarrollo Integral que incluya programas, proyectos y acciones específicas, a efecto de generar empleos y combatir la pobreza.

El Salvador es asediado por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), grupo al que Estados Unidos busca eliminar, Barrio 18 y otras minoritarias, que poseen 60.000 miembros distribuidos en más de 600 células a nivel nacional y a las que el Gobierno atribuye los índices de violencia que ponen al país entre los más convulsionados del mundo. EFE

sa/lbb/cav