Brasil comenzará a fabricar este año su primer misil antinavío de superficie

5 de abril de 2019
Brasil comenzará a fabricar este año su primer misil antinavío de superficie

Río de Janeiro, 5 abr (EFE).- Brasil comenzará a fabricar comercialmente este mismo año el primer misil antinavío de superficie desarrollado totalmente en el país, tras realizar con éxito dos pruebas con prototipos, y ya planea adaptaciones para poder usarlo también desde helicópteros y submarinos.

Los anuncios fueron hechos por las empresas responsables por el desarrollo del Misil Antinavío Nacional de Superficie (Mansup) en el marco de la Exposición Latinoamericana de Espacio y Defensa (LAAD, por su sigla en inglés), la mayor feria del sector en la región y que concluye el viernes en Río de Janeiro.

El Mansup, con 5,6 metros de extensión y 860 kilos de peso, alcanza una velocidad de hasta 1.000 kilómetros por hora en menos de 7 segundos y tiene un alcance de 70 kilómetros.

La Marina de Guerra de Brasil ya hizo dos pruebas exitosas con prototipos del misil superficie-superficie lanzados al mar desde navíos militares.

El primer prototipo fue lanzado el 27 de noviembre pasado desde la corbeta Barroso en una prueba que fue realizada 300 kilómetros de distancia de la costa de Río de Janeiro.

Una segunda prueba fue realizada el 20 de marzo desde la fragata Independiente e igualmente frente a la costa del estado de Río de Janeiro.

“El proyecto se encuentra en la fase final de desarrollo y el último prototipo será lanzado en junio próximo, a partir de cuando comenzará la fase de transformación del misil en un producto industrial”, afirmó el ingeniero Delfim Ossamu Miyamaru, director presidente de la Fundación Ezute, una de las empresas que participa en el proyecto de desarrollo del misil.

El Mansup, compatible con los lanzadores MBDA con que cuentan varios de los navíos de la Marina brasileña, puede ser equipado con una ojiva de fragmentación explosiva de 154 kilos.

El desarrollo del misil es fruto de un proyecto iniciado hace 10 años y que compromete a la Marina y a algunas empresas brasileñas como Avibras, responsable por la propulsión y la carga explosiva; SIATT, que desarrolló el sistema de guía, control y telemetría; y Onmnisys, responsable por el radar de detección del blanco.

El objetivo de la Marina con el proyecto es poder sustituir los Exocet MM40 con que cuenta en su flota.

El director de SIATT, Antonio Rogerio Salvador, afirmó igualmente en la LAAD que, una vez concluido el misil antinavío de superficie, el Gobierno brasileño tiene planes para desarrollar nuevas versiones del cohete que puedan ser lanzados tanto desde helicópteros como desde submarinos.

Sobre el alcance del misil, afirmó que su desempeño es equivalente al del Exocet Rocket 2 y que la idea de poder usar el Mansup en los mismos sistemas de lanzamiento del Exocet generará una gran economía debido a que no será necesario cambiar los sistemas del navío. EFE

cm/cms/dsc