Bolsonaro ordena mayor producción de medicina ante posible uso para COVID-19

22 de marzo de 2020
Bolsonaro ordena mayor producción de medicina ante posible uso para COVID-19

Río de Janeiro, 22 mar (EFE).- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció este sábado que le ordenó al Laboratorio del Ejército que eleve su producción de cloroquina, una medicina usada para tratar malaria, artritis y lupus, ante la posibilidad de que pueda ser eficaz en el tratamiento del coronavirus.
El líder ultraderechista agregó que el Hospital Albert Einstein de Sao Paulo ya inició ensayos clínicos para determinar la eficacia de la cloroquina en el tratamiento de pacientes con COVID-19.
El uso de esta medicina para tratar el COVID-19 está en fase experimental, pero estudios ya publicados en revistas científicas en Estados Unidos, China y Francia aseguran que los resultados pueden ser prometedores.
Sin esperar el resultado de tales ensayos y sin una comprobación científica de que la cloroquina sirva para atenuar los problemas de salud provocados por el coronavirus, Bolsonaro ordenó que Brasil aumente su fabricación.
“Me reuní con el ministro de Defensa (general Fernando Azevedo e Silva) y decidimos que el laboratorio químico y farmacéutico del Ejército amplíe inmediatamente la producción de esa medicina”, anunció el jefe de Estado en un vIdeo que publicó en sus redes sociales.
En el mismo video, que tituló “la posible cura de pacientes con COVID-19”, el mandatario agregó que recibió la información de que los técnicos del Hospital Albert Einstein iniciaron un protocolo de investigación para evaluar la eficacia de la medicina.
La divulgación de que la cloroquina puede ser eficaz contra el coronavirus provocó una correría de brasileños a las farmacias para adquirir la medicina, que obligó al Ministerio de Salud a limitar su venta a pacientes que presenten receta médica debido a que quienes la necesitan están enfrentando dificultades para conseguirla.
Además de restringir la venta en Brasil, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) prohibió su exportación.
El Ministerio de Salud, sin embargo, aclaró que está esperando un parecer de especialistas para decidir si autoriza el uso de la cloroquina para tratar a pacientes con COVID-19 en estado grave.
En mensajes en sus redes sociales, el ministerio indicó que la cloroquina es producida ampliamente en Brasil en diferentes laboratorio particulares y también en el del Ejército y en las plantas de la estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz).
“Ante la posibilidad de que pueda ser usada para pacientes graves con coroavirus, el Gobierno decidió ampliar su producción y autorizó al Laboratorio del Ejército a que aumente la producción de la medicina”, agregó el ministerio.
“Aún se están realizando las pruebas para comprobar la eficacia de la cloroquina en el tratamiento del coronavirus. Pero, a partir de ahora, su compra sólo podrá ser realizada con receta para que no nos quedemos sin inventarios, incluso porque tiene fuertes efectos colaterales”, agregó la cartera de Salud al desaconsejar que la población use la cloroquina sin recomendación médica.
El ministerio aclaró igualmente que, además de sus efectos colaterales, la medicina es ineficaz en la prevención de la enfermedad y sólo es experimentada para el tratamiento.
Los ensayos con cloroquina e hidroxicloroquina en el tratamiento contra el coronavirus también han sido incentivados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Según el último boletín del Ministerio de Salud, el número de casos confirmados de coronavirus en Brasil subió a 1.128 este sábado y el de muertos por la enfermedad a 18, lo que ubica la tasa de mortalidad por la pandemia en el mayor país latinoamericano en el 1,6 % de los infectados.
Con 224 nuevas confirmaciones en las últimas 24 horas, el número de casos creció en un 24,78 % frente a los 904 contabilizados hasta el jueves, mientras que, con las 7 nuevas muertes, el número de óbitos saltó en un 63,63 % en relación a las 11 registradas la víspera. EFE
cm/eat