Bolivia aprueba decretos para sector forestal en crisis

29 de septiembre de 2016
Bolivia aprueba decretos para sector forestal en crisis

La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, aprobó un paquete de decretos y resoluciones supremas con el fin de enfrentar la crisis que registra el sector forestal y maderero, para lo cual se dispone de US$7,3 millones en créditos accesibles.

El mandatario sostuvo que su “gran deseo” es que el paquete de normas permita resolver los problemas en el sector sin perjudicar a nadie, “ni a la producción alimentaria, ni al aprovechamiento de la madera, ni a la destrucción del medio ambiente”.

Morales expresó lo anterior en un acto público realizado en el departamento oriental de Santa Cruz, en el que además demandó crear nuevos programas que permitan aprovechar los recursos madereros en “forma conjunta” y con cuidado ambiental.

El jefe de Estado presentó cinco decretos supremos, tres resoluciones ministeriales y dos convenios a favor del gremio.

Las medidas establecen la creación de fondos y un fideicomiso, así como la implementación de programas de reforestación, monitoreo y control de bosques en favor del sector.

“Tenemos que pensar en cuidar el medio ambiente, como el decreto supremo que prioriza la forestación y reforestación, forestando 4,5 millones de hectáreas al 2030”, declaró Morales.

El fideicomiso contará con un fondo de 51 millones de bolivianos (US$7,3 millones) para entregar en créditos a actividades vinculadas al aprovechamiento de bosques, recursos que serán administrados por el Banco de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) ha preparado una serie de mecanismos para que representantes del sector puedan acceder a créditos con garantías no convencionales y derechos sobre la propiedad forestal, entre otros.

Por su parte, el presidente de la Cámara Forestal de Bolivia (CFB), Pedro Colanzi, agradeció las medidas aprobadas por el gobierno y dijo que se trabajará por enfrentar el difícil momento que atraviesa el sector forestal.

Afirmó que la industria forestal boliviana “está en un momento de tremenda crisis”, debido al excesivo control normativo desde el 2011 y a la importación de muebles acabados mucho más baratos que los fabricados en Bolivia.

“Tenemos las esperanzas de que a partir de la aprobación de estos decretos, la suerte del sector forestal empiece a cambiar”, indicó Colanzi.

Sostuvo que el bosque, con seguridad jurídica y financiera, puede generar más de US$1.000 millones anuales en divisas para Bolivia por concepto de exportaciones, además de 250.000 empleos directos.

De acuerdo con la CFB, la industria maderera enfrenta una crisis en el último quinquenio, agobiada por restricciones forestales impuestas por el gobierno, lo que provocó que las exportaciones cayeran de manera radical y aumentara la importación de muebles a bajo costo.

Autor:Xinhua