Banco central salvadoreño espera confianza en Bukele impulse crecimiento 2020

26 de diciembre de 2019
Banco central salvadoreño espera confianza en Bukele impulse crecimiento 2020

Hugo Sánchez
San Salvador, 26 dic (EFE).- El Banco Central de Reserva (BCR) de El Salvador espera que la confianza generada por el Gobierno de Nayib Bukele permita que la economía del país crezca en 2020 a un ritmo del 2,5 %, pese a un clima adverso en Latinoamérica y la situación política de Estados Unidos.
Una balance preliminar de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dado a conocer a mediados de diciembre, señala que la economía de la región apenas crecerá un 0,1 % en 2019 y que en 2020 completará su peor período de crecimiento en setenta años.
Esta panorama es acentuado por las turbulencias sociales y políticas de algunos países y se suman a la desaceleración en la demanda interna, una baja venta agregada externa y mercados financieros internacionales más frágiles.
FACTORES INTERNOS EN EL SALVADOR
El presidente del BCR, Nicolás Martínez, señaló recientemente que son los “factores internos” los que determinarán el crecimiento de la economía salvadoreña.
Martínez prevé que el “cambio de paradigma del manejo de la gestión pública que tiene el nuevo Gobierno”, la “visión más pragmática, más amigable con el sector privado” tendrán un “impacto positivo” en la economía del país centroamericano.
Aseguró que “los propios inversionistas están expresando que se sienten más cómodos y que han reactivado sus planes de inversión”.
“Creemos que ese apoyo político que tiene la actual administración, que es muy alto, se va a mantener por los próximos dos años y creemos que eso se materializará en mejores perspectivas de crecimiento”, acotó el titular del BCR.
Bukele asumió el poder el 1 de junio pasado bajo la bandera de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) tras derrotar en las elecciones de febrero a los dos partidos tradicionales y romper así un bipartidismo instalado en el Ejecutivo por tres décadas.
EL FACTOR TRUMP
Estados Unidos es el principal socio comercial de El Salvador y, según diversos sectores, el contexto económico de ese país condiciona el desarrollo de la economía salvadoreña.
De hecho, el BCR considera que uno de los factores que influyó en el bajo rendimiento de los primeros seis meses del 2019 fue la guerra comercial entre Estados Unidos y China.
Según Martínez, el BCR secunda la postura del Sistema de la Reserva Federal (FED) de que la economía estadounidense crecerá a un ritmo de 1,9 % los próximos cuatro años, sin que le afecte el proceso de “impeachment” que enfrenta el presidente de EE.UU., Donald Trump.
“Los mercados internacionales han interiorizado el evento”, subrayó.
CRECIMIENTO HASTA EL 3 % DEL PIB
Martínez también considera que el cumplimiento de las “buenas expectativas” generadas por el Ejecutivo de Bukele podría impulsar el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de El Salvador hasta un 3 %.
Señaló que dichas “expectativas” están ligadas a los planes de seguridad, los consensos con algunos partidos de oposición, los “nuevos programas” para el sector informal y “grandes proyectos” de infraestructura.
“Si esas buenas expectativas se materializan, nosotros en el Banco Central creemos que se puede lograr romper este ciclo de estar creciendo al 2 % que hemos tenido los últimos 10 años, y creemos que se puede superar este 2,5 %”, acotó.
Por otra parte, explicó que estas expectativas “se tienen que materializar con políticas sectoriales, políticas de apoyo” a sectores como el café, cacao, turismo y otros que “les ha faltado un apoyo más concreto” de las autoridades económicas nacionales.
RECUPERACIÓN ECONÓMICA
La economía de El Salvador se recuperó durante el tercer trimestre de 2019 de la incertidumbre que causó las elección presidencial de febrero pasado y creció un 2,7 %.
El titular de la institución financiera aseguró que “en el tercer trimestre la economía ha sido más dinámica que en el primero y segundo”, que registraron un crecimiento de 2,3 % y 1,9 % del PIB, respectivamente.
Martínez destacó que el país creció “poco” y registró una “desaceleración” durante los primeros seis meses del año, lapso que se vio marcado por las elecciones presidenciales y “el conflicto para definir temas fiscales y definir otros tipos de reformas”.
Apuntó que esta situación fue superada en el tercer trimestre por la “aprobación altísima que tiene este Gobierno”, la “mejora amplia del clima de negocios” y el “relanzamiento de relaciones internacionales” con socios poco tradicionales. EFE
hs/cav