Banco Central argentino asegura que la inflación sigue tendencia descendiente

19 de julio de 2016
Banco Central argentino asegura que la inflación sigue tendencia descendiente

Buenos Aires, 19 jul (EFE).- El presidente del Banco Central de la República Argentina, Federico Sturzenegger, aseguró que la inflación en el país suramericano sigue una “clara” tendencia descendiente, pese a la “volatilidad” de los precios por los recientes ajustes tarifarios en los servicios públicos.

“La inflación fue bastante mayor en mayo y tuvo un descenso en el mes de junio”, dijo Sturzenegger en una rueda de prensa para presentar un informe de política monetaria.

Según los datos difundidos la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos, los precios al consumidor en Argentina subieron en junio pasado un 3,1 % respecto de mayo último.

En el quinto mes del año la inflación oficial había registrado un salto del 4,2 % respecto de abril.

Sturzenegger recordó que en mayo en el índice de precios incidieron los aumentos en los precios de los combustibles, los cigarrillos y en la tarifa del servicio de agua, mientras que en junio ya se produce una desaceleración “muy fuerte de la inflación”.

El titular del Banco Central aseguró que “en gran medida” el “objetivo de una inflación nacional en descenso se ha dado”, aunque admitió que todavía persiste una “volatilidad” en el nivel de precios generada por los ajustes tarifarios, “aunque con una tendencia decreciente”.

Sostuvo que la meta del Banco Central es lograr para el último trimestre del año una evolución mensual en el índice de precios “por debajo de 1,5 %”, no lejos de las expectativas de mercado, que para ese período esperan una inflación mensual del orden del 1,6 %.

“Hoy tenemos una tendencia claramente descendiente, así que estamos muy satisfechos con la evolución. Por supuesto, uno siempre quiere que la inflación sea más baja y que la baja hubiera sido más rápida, pero claramente estamos en ese sendero”, aseguró.

Sturzenegger afirmó que hay una “reactivación” de la inversión extranjera directa y que se espera una “recuperación de rentabilidad de varios sectores de la economía”, mientras que “si la inflación se reduce en los niveles que anticipa el mercado, también eso va a apuntalar el consumo doméstico”.

“Este Gobierno heredó una economía en recesión y todo el foco está puesto en generar las condiciones estructurales para que haya una recuperación de la inversión”, sostuvo. EFE