Ban insta a fuerzas libanesas a elegir presidente para favorecer estabilidad

26 de marzo de 2016
Ban insta a fuerzas libanesas a elegir presidente para favorecer estabilidad

Beirut, 26 mar (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó a los partidos libaneses a elegir un presidente, puesto vacante desde el 25 de mayo de 2014 por desavenencias entre los distintos grupos.

En una rueda de prensa al fin de su visita de dos días al Líbano, Ban subrayó que mientras siga sin haber un jefe de Estado “la unidad nacional del Líbano permanecerá frágil e incompleta”.

Hasta el momento, todas las convocatorias para la celebración de una sesión parlamentaria para elegir nuevo presidente han fracasado, ya que nunca se ha alcanzado el quórum necesario por el boicot de los diputados del grupo chií Hizbulá y del partido cristiano maronita Corriente Patriótica Libre.

Según la división establecida en la Constitución libanesa, la presidencia del país debe de ser ocupada por un cristiano maronita, mientras que el primer ministro debe ser musulmán suní, y el presidente del Parlamento, musulmán chií.

Sobre este pluralismo, Ban destacó que el Líbano debe seguir siendo “un ejemplo de coexistencia para la región en un momento peligroso”, debido a los cambios políticos y al auge del extremismo.

Aludiendo al conflicto sirio, que ha desestabilizado el Líbano, el secretario general de la ONU aseguró que su organismo no ahorrará esfuerzos por poner fin a esa guerra y lograr “una paz justa, duradera y completa en Oriente Medio”.

“Es un periodo crítico para la región. Hay que parar la violencia y acabar con la injusticia para ofrecer a la población las oportunidades que merece para construir una vida mejor”, añadió Ban.

Como ya hizo en otras ocasiones durante su viaje, en el que estuvo acompañado por el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, el responsable de la ONU expresó su respaldo para lograr “la estabilidad y la seguridad” en el Líbano.

Para ello, afirmó que la comunidad internacional apoyará a los refugiados sirios que han buscado albergue en el Líbano hasta que puedan volver a su país.

Ban reconoció que el Líbano afronta una gran carga al ser el país con un mayor número de refugiados per capita, entre ellos sirios y palestinos.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) tiene registrados a 1.100.000 sirios que viven en el Líbano, mientras que las autoridades de Beirut elevan ese número a entre 1,5 y 2 millones.

El máximo responsable de la ONU se reunió en el Líbano con el primer ministro, Tamam Salam; el presidente del Parlamento, Nabih Berri; el ministro de Defensa, Samir Mojbel; responsables del Ejército libanés y el jefe de las fuerzas de la misión de Naciones Unidas, FINUL, el general Luciano Portolano.