Autoridades mexicanas hallan a niño secuestrado y cierran caso mediático

15 de agosto de 2020
Autoridades mexicanas hallan a niño secuestrado y cierran caso mediático

Tuxtla Gutiérrez (México), 15 ago (EFE).- El secuestro de un niño indígena hace 45 días, que se volvió un caso mediático que llegó incluso hasta la Presidencia de México, ha quedado resuelto este viernes al ser hallado con vida y detenida su posible captora, que se enfrenta a una pena de varias décadas de prisión.
Dylan, de dos años, fue secuestrado el 30 de junio de un mercado de San Cristóbal de las Casas, en el suroriental estado de Chiapas, y rescatado hoy en un operativo de la Fiscalía de Justicia estatal, informó su titular, Jorge Luis Llaven Abarca.
Llaven reveló que fuerzas de la Fiscalía desplegaron la noche de este jueves un operativo en la comunidad Las Palmas, municipio de Cintalapa de Figueroa, tras tener información que podría llevar a la localización del niño.
En ese lugar fue hallado con vida Dylan y durante el operativo fue capturada Margarita “N”, de 23 años, quien estaba con el niño y que ha sido imputada por el delito de desaparición forzada entre particulares, que en México se castiga hasta con 70 años de prisión.
El fiscal informó que a lo largo de la indagatoria se desahogaron todo tipo de diligencias para recolectar pruebas y sumarlas a la investigación de manera cronológica, tanto antes como después del secuestro, lo que permitió identificar a la presunta responsable.
“Se identificó plenamente a la persona del sexo femenino que está en los carteles de búsqueda-recompensa. Se llama Margarita N, cuenta con 23 años de edad, es originaria de Cintalapa de Figueroa, Chiapas”, confirmó.
El fiscal explicó que las autoridades tenían conocimiento del domicilio de la imputada, pero la policía municipal señaló que no estaba ahí e indicó el lugar correcto.
También, señaló que la Fiscalía General del estado pedirá la pena máxima en contra de Margarita “N”, destacando que podría alcanzar la sentencia condenatoria de 75 años de prisión, y aseveró que en breve se judicializará la carpeta de investigación para que la imputada responda por su conducta criminal.
El REENCUENTRO
“Es volver a renacer, ya tengo a mi gordo, Dylan”, dijo Juanita Pérez Pérez, quien desde hace 45 días sufría por encontrar a su hijo.
La madre llevó el caso a los medios de comunicación y viajó a la capital mexicana, donde se manifestó en las puertas del Palacio Nacional para solicitar la ayuda presidencial, obteniendo como resultado una exigencia pública que reactivó el caso.
Con la mirada aún triste pero a la vez complacida por el regreso del menor, Juanita relató a Efe los detalles de su reencuentro con Dylan, el cual se dio en la sede de la Fiscalía del estado de Chiapas.
“Escuché como lloraba, entré adonde estaban reunidos, lo tenía abrazando una señora que me dijo: ‘aquí está tu hijo’, ya fui y lo abracé, lloré de la emoción. Igual al principio no me reconoció, empezó a llorar, comencé a hablarle, ‘yo soy mamá’ y me vio muy bien a la cara, me reconoció y me dijo ‘mamá'”, relató.
Juanita indicó que lo primero que hizo al tenerlo en sus brazos fue revisarlo minuciosamente pues temía lo peor.
“Lo primero que revisé fue su cuerpo que no me lo hubieran maltratado, que no le hubieran pegado. Temía que le habrían hecho algún daño pero gracias a Dios no”, dijo la mujer.
Agregó aún consternada que no desea el mal a nadie y espera que la autoridad dicte castigo.
“No la miré físicamente, me enseñaron fotos, me dijeron que la tenían detenida ahí, pero no quise ni verla, no quise saber de ella. Yo quería disfrutar el momento con mi hijo que ya lo tenía conmigo”, comentó.
DYLAN VUELVE A SU CASA
Después de haber recibido a Dylan en la Fiscalía, Juanita y sus familiares se trasladaron a San Cristóbal de Las Casas, donde los esperaban los demás miembros de la familia y amigos con una comida para festejar el regreso del niño.
Ahora, la alegría se refleja en la mirada de Dylan, que ya juega con su hermana menor y sus primos encima de la cama que comparte con su madre en la pequeña vivienda. EFE
mmf/jth/cpy
(foto)(video)