Australia expresará su preocupación a Irán por las pruebas con misiles

14 de marzo de 2016
Australia expresará su preocupación a Irán por las pruebas con misiles

Sídney (Australia), 14 mar (EFE).- Australia expresará a Irán su preocupación por las pruebas con misiles y la situación de los derechos humanos durante la próxima visita a Camberra del ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif, informaron fuentes oficiales.

Zarif se reunirá esta semana con su homóloga australiana Julie Bishop, y los ministros australianos Steve Ciobo (Comercio) y Peter Dutton (Inmigración), al tiempo que dará una conferencia el martes en la Universidad Nacional Australiana, en Camberra.

“La visita del ministro de Exteriores a Australia me da la oportunidad de abordar mis preocupaciones directamente”, dijo la jefa de la diplomacia australiana a la cadena local ABC.

Bishop manifestó que el lanzamiento por parte de Irán de nuevos misiles balísticos de largo alcance a principios de mes, poco después de que Australia levantara las sanciones económicas, “no conducen a reducir las tensiones en una región que ya es volátil”.

“Irán tiene la obligación de probar que está en camino a convertirse en un jugador responsable”, dijo Bishop desde Fiyi, en donde se encuentra visitando las áreas afectadas por el paso del ciclón Winston el mes pasado.

En cuanto a la situación de los derechos humanos en Irán, Bishop recordó que ha expresado sus preocupaciones en la materia tanto a nivel bilateral como a través de los diversos organismos de la ONU.

“Nuevamente abordaré los registros de los derechos humanos de Irán, incluyendo el trato de las comunidades bahaís cuando me reúna con Zarif esta semana, tal y como lo hice durante mi visita a Teherán en abril de 2015”, enfatizó la ministra.

Los bahaís, como otros miembros de minorías religiosas, como los sufís, o los suníes, sufren desde hace varias décadas detención, discriminación y restricciones del acceso a la educación y de la libertad de practicar su fe.

El Gobierno australiano buscará también un acuerdo con Irán para devolver a más de 8.000 solicitantes de asilo a ese país que no acepta repatriaciones involuntarias, además de las garantías necesarias para que éstos no sean perseguidos ni sancionados.

Sin embargo Bishop consideró que las conversaciones en torno a este acuerdo están en una “etapa muy temprana”.

Asimismo, Australia busca mejorar el acceso de los empresarios, estudiantes y turistas a Irán, país que logró en julio de 2015 un acuerdo nuclear con la comunidad internacional, abriéndose así al mundo tras décadas de aislamiento.

“El Gobierno ha sido siempre consciente y realista en su enfoque sobre Irán. Defendemos los intereses de Australia. Cuando no estamos de acuerdo con Irán expresamos nuestros puntos de vista francamente y esto no cambiará”, acotó.