Aumentan a nueve los presos recapturados tras fuga masiva en cárcel paraguaya

23 de enero de 2020
Aumentan a nueve los presos recapturados tras fuga masiva en cárcel paraguaya

Asunción, 23 ene (EFE).- Las autoridades paraguayas confirmaron este miércoles la entrega de un reo y la aprehensión de otros dos, de los 75 presos del grupo criminal brasileño Primer Comando Capital (PCC) fugados de la cárcel de Pedro Juan Caballero, noreste, con lo que ascienden a nueve los recapturados tras esa huida.
El Ministerio Público informó que los dos presos fueron arrestados cuando se encontraban a unos 300 metros de una vivienda de una localidad distante 15 kilómetros de la zona urbana de Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay y frontera con Brasil.
Las operaciones de búsqueda y captura de los fugados se lleva a cabo desde el domingo, cuando se conoció la fuga, supuestamente a través del túnel.
El Gobierno paraguayo reconoció que existió “un error de apreciación por parte del sistema de Inteligencia” que permitió la salida de los internos del penal.
Al respecto, la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, culpó del hecho a la corrupción existente en el sistema carcelario.
En este sentido, fueron destituidos de sus cargos tanto el director de la penitenciaría como una treintena de funcionarios del centro.
La huida de los presos también ha puesto en cuestión la eficacia de la Ley de Emergencia Penitenciaria, promulgada por el presidente Mario Abdo Benítez el pasado septiembre para permitir la presencia de personal militar y policial en el perímetro de los penales.
Los principales partidos de la oposición amenazaron el martes con poner en marcha un juicio político a Abdo Benítez, y lo emplazaron a dar una respuesta de lo ocurrido.
Este miércoles, el presidente del Congreso, Blas Llano, presentó un proyecto de ley para declarar el estado de excepción en el departamento de Amambay ante la situación creada por esa fuga.
Fundado en 1993 durante una rebelión en una cárcel de Sao Paulo, el PCC ha expandido en los últimos años su actividad al tráfico de drogas y armas, especialmente en las regiones fronterizas, y también al rentable robo de cargas y contrabando de combustible. EFE
lb/jm/cav