Atención integral al atleta ha sido clave para el crecimiento del deporte venezolano

31 de julio de 2016
Atención integral al atleta ha sido clave para el crecimiento del deporte venezolano

Caracas, 30 Jul. AVN.- Una de las prioridades de la dirigencia deportiva venezolana es hace seguimiento y prestar apoyo integral a los atletas que participan en el ciclo olímpico para mejorar las condiciones de su preparación y alcancen su más alto nivel competitivo.

El viceministro de Alto Rendimiento del Ministerio para la Juventud y el Deporte, José Alejandro Terán, en entrevista con AVN, enfatizó que unas de las áreas en las que más ha avanzado el deporte venezolano ha sido en cuidar, mejorar y sostener en el tiempo, los niveles de atención integral a los atletas, primordialmente en lo social, y también en el acompañamiento metodológico, científico y espiritual.

“Hemos avanzado muchísimo en el nivel básico de atención integral a los atletas para tratar de quitarles a ellos preocupaciones de cualquier tipo. Donde más hemos avanzado ha sido en el acompañamiento metodológico, científico, y espiritual que se le da a cada atleta, aspectos que vienen dentro de un programa que busca dar el mejor equilibrio biopsicosocial al deportista”, destacó.

Dijo que desde que se inició la Revolución Bolivariana, una de las prioridades para el Estado ha sido el acompañamiento al atleta para su formación, no sólo deportiva sino académica, así como su buen desempeño dentro de los recintos deportivos y fuera de ellos, para que sirvan como ejemplo de transformación positiva para su núcleo familiar y sus comunidades.

“Nosotros tenemos que saber con quién vive el atleta, cómo son sus relaciones con su entorno, con su familia, cómo es la comunidad donde vive y en eso hay un equipo de inteligencia social que está en nuestra Dirección Social al Atleta, quienes se encargan de visitarlos, hacerles estudios socioeconómicos y velar porque tengan las mejores condiciones. Eso no puede hacerse desde una oficina del Ministerio del Deporte (…) hay que trasladarse hasta donde están cada uno de ellos”, explicó Terán.

Esa política de asumir el deporte como un elemento transformador y revolucionario fue una de las principales preocupaciones del Comandante Hugo Chávez. Para el líder socialista “el deporte siempre fue una política prioritaria de Estado. Por eso la historia del deporte en Venezuela se divide en dos, antes y después de Hugo Chávez, y eso se demuestra desde el punto de vista estadístico: hoy cualquier persona puede comparar cuántos atletas clasificábamos antes de Chávez y cuántos clasificamos ahora”, recalca Terán.

En este contexto, el viceministro comenta que desde Londres 1948 hasta Atlanta 1996, el promedio de clasificados de Venezuela no superaba los 30 atletas.

En cambio, desde Sidney 2000 hasta Río 2016, la cifra ha se ha duplicado y ha estado alrededor de los 50 clasificados y llegó incluso a su tope máximo de 109 atletas en Beijing 2008.

Moral y espíritu del atleta

Terán explica que, además del acompañamiento, se debe fomentar la moral y espiritualidad del atleta. “Debemos estar con ellos, apoyarlos, visitarlos, a nuestros atletas olímpicos, por ejemplo, les hicimos reconocimientos en sus comunidades con la caravana olímpica, eso para darles el estímulo moral que los impulse a la motivación al logro, la cual trabajamos muchísimo”.

Como ejemplo mencionó al boxeador de Yoel Finol, que “estaba en un entorno social en donde era propenso a irse por los malos pasos (…) pero ahora es un atleta que su situación a cambiado para mejor, y nos ha dicho que al regresar de los Juegos Olímpicos quiere estudiar Ingeniería Agrónoma, porque su sueño es tener una tierra donde pueda criar sus vacas y sembrar, para hacer una empresa familiar que contribuya con el tema alimentario del país”.

Terán indicó que antes cuando los atletas asumían la preparación deportiva lo hacían en condiciones sociales precarias. “Hoy podemos decir que muchas de esas historias han cambiado, algunas tienen aún carencias de tipo material, pero es mucho lo que se ha podido avanzar en satisfacer sus necesidades; sin embargo, una necesidad satisfecha conlleva a la satisfacción de otra: se les da la casa y necesitan amoblar, se les da los muebles y necesitan un vehículo para trasladarse a sus entrenamientos, luego un trabajo para sus familiares, y así van surgiendo las necesidades, eso sí, cada vez con un mejor nivel de vida”.

Terán resalta que ese trabajo se refuerza con motivadores que estimulan a los atletas. “Necesitamos motivación espiritual para alcanzar la motivación al logro, necesitamos creer en algo que nos inspire a alcanzar las metas que nos planteamos en la vida”.

Todo este trabajo, señala Terán, “nos permite decir que hoy los atletas no son ni la sombra del pasado. Hoy tienen aspiraciones, están formados, hacen análisis técnicos, declaran a los medios con solvencia, y eso lo vemos sobre todo en los deportes donde el estrato social es precario. Por eso nos sentimos muy orgullosos de lo que hasta ahora hemos hecho y todo gracias a la idea de un hombre que se hizo pueblo y que nos contagió a todos, Hugo Chávez”.

Terán recuerda que en una conversación con Chávez, cuando Héctor Rodríguez era Ministro de Deporte, el Comandante les dijo que para él no tenía sentido entregar millones de viviendas, millones de pensiones, millones de canaimitas y aplicar todas las políticas sociales reivindicativas que ha tenido la Revolución para el pueblo, si ese mismo pueblo no tenía la conciencia de que debía practicar la actividad física y deportiva.

“A Chávez le preocupaba mucho que tuviéramos una sociedad sedentaria, de hombres y mujeres con sobrepeso, con una población infantil obesa, y nos pedía que los máximos esfuerzos de nosotros se enfocaran en la masificación del deporte y de la actividad física, que cada venezolano entendiera que así como tenía la necesidad de vestirse, de alimentarse, que comprendiera que también debía hacer deporte, porque eso traería un impacto en todos los ámbitos: desde lo social, lo político y económico”.

Estadística prospectiva e inteligencia deportiva

Todos los logros alcanzados por los atletas venezolanos han sido producto de un trabajo intenso que pasa también por lo científico, metodológico y estadístico.

“En el Ministerio contamos con una unidad de inteligencia deportiva y estadística prospectiva, que son un conjunto de jóvenes especialistas y matemáticos, que además cuentan con asesoría cubana, que se encargan de llevar estudios exhaustivos de cada uno de los atletas priorizados que se encuentran en nuestro ciclo olímpico”, explicó Terán.

Esa unidad tiene la función de hacer seguimiento permanente a todos los atletas en los deportes de combate, de registro y marca, y a los deportes de conjunto.

“Se encargan de revisar permanentemente el movimiento en los rankings de cada disciplina, las marcas que van haciendo los atletas nuestros y los extranjeros; y además determinan los rivales a vencer, sus fallas, sus fortalezas con un análisis evolutivo y estadístico que es comparado continuamente con el atleta venezolano, y a partir de esos estudios sacamos informes para determinar cuáles son las metas que nos debemos plantear con cada atleta en corto, mediano y largo plazo”.

Con estos estudios, el equipo de cada disciplina se encarga de diseñar con metodólogos y técnicos, los planes para desarrollar al atleta nacional. Además, permite a cada Federación y a las autoridades deportivas saber con qué atletas cuentan para el ciclo olímpico y hasta que nivel llegarán.

“Esa fase de estudio nos permite detectar hasta que nivel puede llegar el atleta, si son competidores para ganar medallas en Juegos Bolivarianos, Suramericanos y hasta Centroamericanos; o si por el contrario pueden hacer todo el ciclo olímpico que incluye los Panamericanos y los Juegos Olímpicos. Estos estudios nos permite evaluar además la inversión que hacemos por cada atleta”, acotó.

Tecnología y próximos ciclos

Para el viceministro Terán es importante mantener el ritmo de trabajo, sobre todo con una mirada hacia el futuro, razón por la cual ya realizan la planificación de los Juegos Olímpicos, Tokio 2020, y de los ciclos para los juegos de 2024 y 2028.

“Desde ya nosotros tenemos que ir ubicando en todo el sistema nacional de talento deportivo, en la cantera de 10.000 jóvenes que tenemos en el país, los deportistas para estos ciclos venideros para comenzar a aplicar el control y preparación de cada atleta priorizado. Actualmente tenemos unos 1.500 atletas priorizados de la reserva deportiva del país en los deportes estratégicos para Venezuela”.

Terán resalta que el trabajo de la unidad de inteligencia deportiva y estadística prospectiva es fundamental para planificar cada proyecto hasta 2028, de manera que todo el equipo multidisciplinario, integrado por médicos deportivos, antropólogos, psicólogos, biomecánicos, entre otros profesionales, puedan ofrecer su mejor orientación.

“Por ejemplo, la biomecánica que venimos aplicando sirve para determinar en muchos casos las diferencias mínimas entre el desempeño de un atleta u otro, de perder una medalla por milésimas de segundos a ganarla, o de mejorar el desempeño de un deportista de un sexto lugar al primero (…) Todas esas herramientas de la tecnología que estamos aplicando para el alto rendimiento deportivo nos ha dado grandes resultados”