Argentina anhela que más países desclasifiquen archivos sobre la dictadura

19 de marzo de 2016
Argentina anhela que más países desclasifiquen archivos sobre la dictadura

Buenos Aires, 19 mar (EFE).- El Gobierno de Argentina señaló que la decisión de Estados Unidos de desclasificar documentos militares y de inteligencia en ese país sobre la “guerra sucia” de la última dictadura argentina (1976-1983) “tiene que motivar a otros países a abrir sus archivos” sobre la misma.

“La ex Unión Soviética también apoyó en su momento a la dictadura. Ahí también habría que trabajar para saber qué es lo que se tiene”, señaló a Efe el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de Argentina, Claudio Avruj.

Susan Rice, asesora de seguridad nacional del presidente de EEUU, Barack Obama, que visitará Argentina los próximos 23 y 24 de marzo, dijo ayer que “a petición del Gobierno argentino”, el mandatario estadounidense anunciará en ese viaje “un amplio esfuerzo para desclasificar más documentos, incluidos, por primera vez, registros militares y de la inteligencia” estadounidense.

“Da cuenta de una nueva sintonía del diálogo de Estados Unidos y Argentina y abre una expectativa a nivel internacional muy interesante de relacionamiento entre los dos países”, añadió Avruj, que integra las nuevas autoridades del Ejecutivo de Mauricio Macri, que asumió el pasado 10 de diciembre.

El mandatario solicitó a Obama la apertura de los archivos tras la petición de varios organismos de derechos humanos, entre ellos las Abuelas de la Plaza de Mayo, que velan por localizar y restituir a sus legítimas familias todos los niños secuestrados por la dictadura y pedir justicia contra los responsables de los delitos de Estado en ese periodo.

Avruj hizo referencia a que en su reciente visita a Buenos Aires, el presidente de Francia, François Hollande, entregó a Estela de Carlotto, titular de Las Abuelas de la Plaza de Mayo, un informe sobre la búsqueda en el país galo de su nieto, Guido Carlotto, recuperado en 2014, y se comprometió “a entregarle más material”.

“Me parece que estamos en una época del mundo donde entendemos que los derechos humanos son universales, y lo que afecta a un país afecta a todos. Hay una conciencia colectiva que afecta y compromete a todos. Todo lo que podamos colaborar unos con otros es imprescindible”, aseveró Avruj.

En cuanto a los documentos que desvelará EE.UU., confió en que tengan información que ayude al país “a completar la historia”, con datos de los servicios de inteligencia norteamericanos y de fuentes militares, “habida cuenta de que la Escuela de las Américas tuvo mucho que ver” con los golpes de Estado de los países del Cono Sur.

En dicha escuela el Ejército estadounidense entrenaba a oficiales latinoamericanos en técnicas antisubversivas.

“Sabemos que la historia no la vamos a resolver nunca, porque es dinámica, porque requiere de etapas y tiempos pero es un avance cualitativo muy importante”, remarcó, para señalar que el gesto estadounidense “tiene que motivar a otros países a abrir sus archivos”.