Amplia victoria en Suiza de que se mantenga la libre circulación con la UE

28 de septiembre de 2020
Amplia victoria en Suiza de que se mantenga la libre circulación con la UE

Ginebra, 28 sep (EFE).- Los suizos votaron hoy a favor de mantener la libre circulación de personas con la Unión Europea (UE), en una jornada de referendos en la que también aprobaron dos semanas de permiso de paternidad para los hombres, la compra de aviones para su Fuerza Aérea y que los lobos sigan protegidos frente a los cazadores.

En una jornada donde la participación rozó el 60 %, muy por encima de la media de anteriores plebiscitos, los suizos rechazaron por un 61,71 % de votos la propuesta conservadora de acabar en 2021 con el acuerdo de libre circulación firmado por Berna y Bruselas en 1999, en vigor desde 2002.

La Unión Democrática del Centro (UDC) -formación más votada en las elecciones parlamentarias de 2019, pero con sólo un 25 % de los escaños del Legislativo- proponía terminar con ese pacto por considerar que ha perjudicado a los trabajadores nacionales de más edad en favor de inmigrantes jóvenes procedentes de la UE.

La mayoría del arco parlamentario suizo, incluidos los socialistas, pedía votar en contra de esta propuesta en el referéndum y advertía de que el acuerdo de 1999 estaba vinculado a otros con la UE en materia agrícola, comercial, científica, de transportes y aviación civil, por lo que podría ponerse en peligro la relación con un mercado al que Suiza dirige la mitad de sus exportaciones.

Aunque la mayoría del país votó por mantener la libre circulación, incluidas zonas con amplia presencia de trabajadores de la UE como Basilea o Ginebra, la opción contraria venció en algunas áreas rurales de lengua germana y en el cantón italohablante del Tesino, tradicionalmente euroescéptico.

CAZAS PARA LA PACIFISTA SUIZA

En la segunda de las cinco consultas a nivel nacional planteadas hoy, los suizos aprobaron por un ajustado 50,14 % que el país adquiera aviones militares por valor de 6.000 millones de francos (5.500 millones de euros) para modernizar su Fuerza Aérea.

Grupos pacifistas y partidos de izquierda que habían logrado llevar a referéndum una compra que ya había sido aprobada por el Parlamento sostenían que la tradicionalmente neutral Suiza, que no ha estado en guerra con ningún país en los dos últimos siglos, no necesitaba esta adquisición.

Ahora el Gobierno tendrá que decidir si utilizar el dinero autorizado en la compra de Eurofighters de Airbus, F/A-18 Super Hornet de Boeing o modelos ofrecidos por las otras dos candidatas, la francesa Dassault y la estadounidense Lockheed Martin.

Además, Suiza aprobó en referéndum con un 60,34 % de votos a favor conceder dos semanas de permiso de paternidad voluntario y remunerado, en otra derrota para UDC, que rechazaba esta medida.

Hasta ahora, los progenitores masculinos sólo tenían derecho a uno o dos días de permiso por tener un hijo, frente a las catorce semanas que podían disfrutar las madres.

Por contra, los votantes rechazaron por un 63,24 % aumentar las deducciones fiscales por tener hijos, algo contra lo que se habían posicionado los partidos de izquierda con el argumento de que esas exenciones beneficiarían sobre todo a las familias más ricas.

EL LOBO SEGUIRÁ PROTEGIDO

Finalmente, los suizos optaron por mantener la protección nacional del lobo, animal casi extinguido en el país hace veinticinco años,pero que ha podido ser recuperado, frente a propuestas legales que propugnaban más libertad para cazarlo, debido al aumento de los ataques de este predador al ganado.

Por un ajustado 51,93 % de noes, los votantes decidieron anular una nueva ley nacional de caza que ya había sido aprobada por el Parlamento Federal y el Gobierno, pero que aún podía ser impugnada en consulta popular.

La nueva ley pretendía autorizar la caza preventiva de lobos si éstos eran avistados demasiado cerca de una población o de explotaciones ganaderas, algo que pedían algunas comunidades rurales del país, dado que cada año entre 300 y 500 cabezas de ganado mueren a manos de estos predadores.

Algunas de las consultas de hoy estaban previstas para la anterior sesión plebiscitaria del 17 de mayo, pero esta tuvo que ser pospuesta por coincidir con los peores meses de la pandemia de COVID-19, en los que Suiza no dictó confinamientos estrictos, pero sí redujo al máximo los acontecimientos públicos y multitudinarios.

Era la primera vez que se suspendía una jornada de referendos en Suiza desde 1951, año en el que fue una epidemia de fiebre aftosa la que impidió las consultas. EFE

abc/acm