AI rechaza denuncia penal por difamación contra dos periodistas peruanas

10 de marzo de 2021
AI rechaza denuncia penal por difamación contra dos periodistas peruanas

Lima, 10 mar (EFE).- Amnistía Internacional (AI) rechazó este martes las “prácticas de intimidación y abuso” contra dos periodistas peruanas denunciadas penalmente por difamación por un candidato electoral, luego de publicar un reportaje que denunciaba que el político habría acosado sexualmente a menores.

El candidato al Congreso Víctor Hugo Quijada presentó a finales de febrero una querella por difamación contra Graciela Tiburcio y Luciana Távara, reportera y editora del portal de noticias Wayka, respectivamente, quienes revelaron en un artículo que el aspirante a congresista habría presuntamente acosado sexualmente a, como mínimo, cinco estudiantes de secundaria. “El uso de leyes penales de difamación para impedir críticas u obstaculizar investigaciones periodísticas contravienen el derecho a la libertad de expresión”, de manera que “los casos por supuesta difamación deben ser tratados por la vía civil”, aseveró AI en un comunicado. Ante esta denuncia penal, las periodistas podrían ser sancionadas con una pena de hasta tres años de cárcel, según establece el Código Penal del Perú. AI exigió a las autoridades del país suramericano “asegurarse que el sistema de justicia no sea utilizado para hostigar o para desacreditar a la prensa o a las voces críticas, garantizando el ejercicio pacífico de derecho a la libertad de expresión”. Solicitó, además, que ante los hechos de “hostigamiento y amenazas contra ambas periodistas”, los entes correspondientes activen los mecanismos necesarios para “proteger su integridad, así como el protocolo de defensores de derechos humanos”. “SILENCIAR E INTIMIDAR A LA PRENSA” El caso también causó indignación al Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) que, a través de un pronunciamiento, instó al Estado peruano a “reformar sus leyes para eliminar las disposiciones penales sobre la difamación”. La querella, según defiende esta organización independiente con sede en Nueva York, “claramente se propone silenciar e intimidar a la prensa, y su naturaleza punitiva no tiene cabida en una democracia”. Así lo sostuvo la coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, Natalie Southwick, quien insistió en la necesidad de que las autoridades se “adecúen a la creciente normativa internacional en materia de libertad de prensa”. LAS PRUEBAS En declaraciones al CPJ, la editora de Wayka afirmó que su portal “nunca publica un artículo sin tener toda la información y las pruebas” requeridas, pero se mostró preocupada ante la querella interpuesta por el candidato Quijada. La pieza periodística citaba dos denuncias presentadas ante la Policía contra el candidato al Congreso para los comicios generales del próximo 11 de abril por el delito de acoso sexual e incluía los testimonios de las presuntas víctimas, además de docenas de mensajes de texto que Quijada supuestamente habría enviado a las estudiantes. Tras publicarse el reportaje, el Partido Nacionalista Peruano, al que estaba afiliado Quijada, divulgó un comunicado mediante el cual lo separó de sus filas y le exigió que renuncie a su candidatura, algo que hasta el momento no se ha oficializado. EFE csr/dub/cpy