Acusados dos hombres por la muerte de 76 veteranos en una residencia durante la pandemia

26 de septiembre de 2020
Acusados dos hombres por la muerte de 76 veteranos en una residencia durante la pandemia

Washington – 26 sep 2020. La fiscal general de Massachusetts considera que este es el primer caso criminal de este tipo abierto en Estados Unidos.

Dos antiguos responsables de una residencia de veteranos en Massachusetts han sido acusados de negligencia tras la muerte de al menos 76 residentes del centro durante la pandemia de coronavirus, según informa el diario The New York Times, a través de la declaración del fiscal general de ese Estado. Bennett Walsh, responsable de la residencia Holyoke Soldier’s Home, y David Clinton, antiguo director médico del centro, enfrentan cada uno 10 cargos dictados por un Gran jurado, que incluyen desde abandono criminal de los residentes hasta daños infligidos en estos. Si finalmente son condenados, ambos hombres pueden enfrentar varios años de prisión.

“Rompe el corazón pensar en cómo los residentes y el personal de este centro sufrió durante todos esos meses”, ha declarado la fiscal general, Maura Healey. “Walsh y Clinton fueron responsables de la decisión de mezclar a 42 veteranos, algunos con diagnósticos positivos de covid-19, con otros que no presentaban ningún síntoma, en un espacio que como mucho debería de haber acomodado a 25 personas”.

“Esta investigación la iniciamos a petición de las familias que perdieron a sus seres queridos bajo trágicas circunstancias y para honrar la memoria de todos esos hombres que sirvieron con honor a su país”, dijo Healey a través de un comunicado. La fiscal general cree que este es el primer caso criminal abierto en Estados Unidos contra los responsables de una residencia de ancianos por el trato recibido durante la pandemia.

“Aun sabiendo que la inculpación no va a devolver a los familiares a sus seres queridos, espero sinceramente que aporte consuelo a todos aquellos afectados por esta tragedia”, relató la fiscal general. “Haremos todo lo que sea necesario para que los culpables paguen por sus acciones”, finalizó.

La investigación se ha centrado en lo sucedido el 27 de marzo, cuando el personal del centro mezcló dos pabellones de veteranos con demencia con otros infectados por el virus y otros residentes totalmente sanos. Lo que sucedió a continuación fue una bomba de relojería que ha dejado al menos 76 víctimas mortales, por las que ahora Walsh y Clinton tendrán que responder ante la justicia. AGENCIA.