A.Saudí presiona a la ONU para que no la señale por supuestos ataques a niños

10 de junio de 2016
A.Saudí presiona a la ONU para que no la señale por supuestos ataques a niños

Naciones Unidas, 10 jun (EFE).- La ONU anunció que va a retirar temporalmente a la coalición árabe que interviene en Yemen de un listado de grupos responsables de ataques contra niños, en respuesta a las exigencias de Arabia Saudí, que asegura que las cifras que maneja la organización son “exageradas”.

“Estamos pidiendo que este informe se corrija inmediatamente para que no refleje las acusaciones que se han hecho contra la coalición y contra Arabia Saudí en particular”, dijo a los periodistas el embajador del país ante Naciones Unidas, Abdalá al Muallimi.

La coalición que interviene en Yemen aparece en un anexo con organizaciones y Gobiernos responsables de ataques contra niños dentro de un informe anual del secretario general, Ban Ki-moon, en el que también se incluye a grupos armados que operan en países como Afganistán, Siria, Irak, Mali y la República Centroafricana.

Según la ONU, la coalición sería responsable de la muerte de un 60 por ciento de los 785 menores asesinados el pasado año en el conflicto yemení.

Para Al Muallimi, la cifra está “salvajemente exagerada” y, si ha habido muertes, han sido muchas menos y se han debido a “errores” que están siendo investigados o a “daños colaterales”.

Tras las quejas saudíes, Ban anunció hoy que ha aceptado una propuesta de Arabia Saudí para que la ONU y la coalición revisen de forma conjunta los casos citados en el texto.

“El secretario general comparte el objetivo de que el informe refleje los estándares más altos de precisión”, explicó la organización en un comunicado.

Para ello, Ban invita a la coalición a enviar cuanto antes a Nueva York un equipo para llevar a cabo ese trabajo antes de que el Consejo de Seguridad aborde el informe el próximo agosto.

“A la espera de las conclusiones de la revisión conjunta, el secretario general elimina la presencia de la coalición del anexo del informe”, señaló la ONU.

Tras el anuncio, Al Muallimi destacó que la decisión supone un reconocimiento de que hubo inexactitudes en la redacción del informe y se mostró convencido de que no habrá marcha atrás.

“La salida es irreversible e incondicional. Aunque la ONU nos ha pedido dar más información, estamos seguros de que esta eliminación es final”, aseguró el embajador saudí. EFE